HELENITA VARGAS – Q.D.E.P. – Icono de la música colombiana.

“¡Por Dios, es que yo soy arrabalera!”

Decía con frecuencia Sofía Helena Vargas Marulanda, conocida en el mundo musical, en el mundo político y en el mundo popular como Helenita Vargas, la gran voz de la música popular colombiana que se apagó hoy lunes 7 de febrero a las 6:36 de la tarde, en la Clínica Valle de Lilí, de Cali.

Helenita era una mujer que para subirse al escenario se vestía de lentejuelas, que siempre tiñó su pelo, que era imponente y que le cantaba al despecho desde la ranchera y el bolero popular. “Una gran artista y también una mujer de vanguardia. Ella era la vanguardia: berraca, valiente, rebelde”, dice el cantante colombiano Andrés Cepeda, a quien se le quiebra la voz al recordar que alguna vez hicieron un programa de televisión juntos, que cantaron a dúo y que para él siempre será un icono de la música popular colombiana. Por siempre fue ‘La ronca de oro de Colombia‘, el apelativo que le puso el periodista Lázaro Vanegas hace más de 30 años.

‘María de los guardias’, ‘No te pido más’, ‘El rosario de mi madre’, ‘Mal hombre’, ‘El tiempo que te quede libre’, ‘Cariño malo’, ‘Castiga tirano’ y ‘Cobarde’ fueron algunos de sus éxitos de estilo arrabalero. El gusto por la música le viene desde su niñez. Le llegó de su mamá, Susana Marulanda, que oía tangos en la radio y en los tocadiscos de entonces. De ahí, a lo mejor, le llegó su estilo popular. Y aunque las rancheras le dieron el éxito en su carrera, le gustaba interpretar boleros, especialmente los de Agustín Lara.

“No era una cantante, porque su voz no era educada, sino una intérprete, como Armando Manzanero y Agustín Lara, personas que cantan bien y tienen un gran carisma. En el género femenino nacional no hay nadie que haya calado tan hondo como ella. Fue la abanderada de la música popular”.

Por su parte, el cantante, productor y compositor Galy Galiano evoca su caracter: “Su personalidad era una mezcla extraña entre ternura y rudeza. Vivió la vida a plenitud”. Su voz y sello personal la llevaron a escenarios en Nueva York, Washington, Miami y otras ciudades de Estados Unidos, y una de sus últimas giras fue hace cinco años por Europa, donde se presentó para las colonias latinoamericanas.

Mejía Pérez dice que, tal vez, el hecho de siempre haber firmado con disqueras nacionales (la desaparecida Sonolux, Fuentes y Codiscos, entre otras), no le permitió trascender en el exterior. “Aunque, para ser sinceros, ella era tan nuestra y cantaba por puro placer, que a lo mejor nunca pensó en eso”, asegura.

Galiano, por su parte, recuerda que “Helenita tenía una connotación: mientras otros intérpretes, incluyéndome, tenemos que buscar una canción para interpretar, ella podía interpretar cualquier tema, por su estilo, por su gran talla”.

Agradecimientos: Vive in.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: